Actos Preparatorios

Actos Preparatorios: Diligencias Preliminares

Concepto

   Las Diligencias Preliminares son un procedimiento civil orientado a recabar datos, documentación o información sobre unos hechos concretos. Se puede decir, que se trata de actos preparatorios para iniciar, si cabe, un posterior procedimiento civil.

       Normalmente el solicitante necesita esos datos, documentación y/o información para iniciar el auténtico procedimiento judicial mediante demanda.

¿Estoy demandado? ¿Qué tengo que hacer?

     Las partes en este procedimiento, son el solicitante, y el requerido (demandado). Es al requerido a quien se le piden los datos, la documentación o la información.
Hay que acudir representado por abogado y procurador.

     Lo aconsejable es siempre acudir a la comparecencia judicial donde se deja constancia de los asistentes, lo que se entrega y las alegaciones que se hacen.
Si somos requeridos para aportar una documentación, de la que disponemos, y no es conveniente una oposición, se llevará el original y una copia, a fin de que se realice su compulsa y testimonio. El original se devuelve a su propietario.
Finalizado este procedimiento, el solicitante tiene un mes para formalizar la oportuna demanda judicial. Si no hace nada se termina el procedimiento y se archiva. Ello no significa que el solicitante no pueda demandar cuando quiera mientras su acción no haya prescrito.

Condena

     Como ya se ha señalado nunca nos pueden condenar a nada en un procedimiento de diligencias preliminares. El Juez no juzga hechos y por tanto no va a declarar ni pronunciarse acerca de ningún derecho de las partes. Versen sobre lo que versen dichas diligencias el Juez nunca se va a pronunciar acerca de quien tiene o no la razón.
Sin embargo, cuando seamos requeridos en este procedimiento debemos asesorarnos para actuar convenientemente. Permanecer pasivo nos podría traer serios inconvenientes.
No se podrán plantear actos preparatorios sobre diligencias que no estén reguladas en la Ley. Se trata de un número cerrado de casos, y el Juez, nunca las aprobará, si no ve necesaria su intervención para conseguir los datos, la documentación y la información, y todo ello, referido siempre a unas situaciones tasadas legalmente.

Conclusión

     Por tanto, las diligencias preliminares están previstas con una única finalidad: que una persona legitimada (no sirve cualquiera) pueda conseguir los documentos o infomación necesarios para la presentación de una posterior demanda judicial. Serán improcedentes las diligencias preparatorias cuando el juez las estime innecesarias o en el procedimiento principal exista una fase con dicha finalidad.

Todos los gastos que se ocasionen a las personas que participen en las diligencias serán a cargo del solicitante. El solicitante debe prestar una fianza, garantía o caución para cubrir tales gastos. Si transcurrido un mes desde la terminación de las diligencias, y sin iniciar el procedimiento ordinario, sin justificación alguna, la caución se perderá a favor de dichas personas, para responder tanto de los gastos como de los posibles daños ocasionados.