Blog Jurídico

La Hipoteca

La Hipoteca: ley hipotecaria La hipoteca regulada en la ley hipotecaria que entró en vigor el 16 de junio de 2019, es más favorable...

Plusvalía

La plusvalía municipal es un impuesto de naturaleza local que grava el incremento de valor de los terrenos urbanos cuando se realiza un acto...

Cuentas Bancarias

Cuentas Bancarias de fallecidos

¿Qué sucede cuando el titular de una cuenta bancaria fallece?

Ninguna entidad bancaria se queda con el dinero del titular fallecido, incluso en el caso de que ningún familiar o heredero haya informado del fallecimiento.

Debemos distinguir si el titular fallecido era el único titular de la cuenta o si era cotitular. En el primer caso, la cuenta bancaria podrá ser gestionada por los herederos testamentarios o por los herederos forzosos después de haber acreditado su condición y vinculación familiar directa ante notario.

En el caso de que el fallecido sea cotitular de una cuenta corriente o de ahorros, el otro titular mantendrá el control sobre el 50% de la cantidad dispuesta en el producto bancario.

¿Cuáles son los derechos y las obligaciones si somos herederos?

Primeramente, hay que acreditar nuestro derecho hereditario:

Si hay testamento:

Presentando el Certificado de defunción, el del Registro de Actos de Última Voluntad, copia autorizada del último Testamento, la documentación justificativa de la partición y adjudicación de bienes. El consentimiento expreso de todos los herederos también será necesario para que las entidades permitan disposiciones de bienes singulares estando la herencia indivisa. Los herederos deben además acreditar ante el banco el pago o la exención del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. El Derecho de adjudicación de bienes nos abre las puertas a disponer del saldo de las cuentas del fallecido.

Si no hay testamento:

Presentando el Certificado de Defunción, Certificado del Registro de Actos de Última Voluntad y la Declaración de herederos realizada ante Notario.

A partir de aquí, una vez acreditada la condición de heredero la entidad bancaria pasará a ofrecer a los herederos información relativa a los movimientos bancarios y aquellas operaciones concretas que les sean solicitadas.

Si no sabemos en qué entidades bancarias podría tener el fallecido cuentas abiertas habrá que realizar una solicitud a Hacienda por parte de quienes acrediten suficientemente la condición de herederos.

Ocasionalmente se podrán admitir disposiciones puntuales antes de la adjudicación de la herencia, si estas vienen autorizadas por el consentimiento de todos los herederos, así como los referidos a los gastos de entierro o funeral habilitados por la Ley.

¿Es delito extraer dinero de una cuenta de un fallecido por un autorizado?

Cuando el titular de la cuenta fallece, la persona autorizada pierde la posibilidad de disponer del dinero depositado en la cuenta corriente, y no debe realizar actos de disposición, pues ese poder se extingue, automáticamente, por el hecho de la muerte del titular.

El banco nos va a emitir un certificado del saldo de la cuenta a fecha del fallecimiento, con lo que si hemos extraído dinero al día o días siguientes al mismo se habrá hecho sin autorización, ilegalmente. Las consecuencias que ello podría tener, si hay otros herederos o acreedores del finado, es que seremos denunciados por ellos, pues siempre van a tener conocimiento del saldo existente de las cuentas del fallecido.

Por todo ello, para evitar posibles denuncias e inconvenientes, y sin perjuicio de analizar cada caso particular, en caso de ser autorizados, es mejor NO RETIRAR FONDOS DE LAS CUENTAS BANCARIAS DEL TITULAR FALLECIDO, aunque el banco todavía no tenga noticias del triste acontecimiento.

¡¡ No dude en consultar cualquier duda que le pudiera surgir !!

La infidelidad. Deberes de los cónyuges.

La infidelidad.

¿Se pueden pedir daños y perjuicios por infidelidad?

Si bien es cierto que el artículo 68 del Código Civil dispone que, “Los cónyuges están obligados a vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente. Deben además compartir las responsabilidades domésticas y el cuidado y atención de ascendientes y descendientes y otras personas dependientes de su cargo”.

Sin perjuicio, indudablemente, del reproche ético o social que el incumplimiento del deber de mutua fidelidad pudiera merecer, la conclusión es que no es indemnizable. Además han desaparecido las figuras del divorcio causal, sin que el cónyuge «culpable de infidelidad» tenga un castigo adicional por ello.

Pero, ¿qué ocurre si producto de esa infidelidad se tiene descendencia?

Ocultación de la paternidad

Ha habido supuestos en los que se ha indemnizado por daños morales. Hay un caso muy llamativo en Valencia, donde un señor reclamaba a su ex mujer y al amante de ésta 1.297.580 de euros por los daños y perjuicios sufridos. Lo hizo al descubrir que, de los cuatro hijos del matrimonio, los tres más pequeños nacieron de una relación extraconyugal estable y duradera de la esposa con un tercero que resultó ser el padre biológico de los tres. El juzgado de Primera Instancia condenó a los demandados al abono de 50.000 euros y la Audiencia Provincial incrementó la indemnización a 100.000 €.

El  Pleno del Tribunal Supremo en sentencia de 13 de noviembre de 2018, sienta doctrina, (contando con las dos sentencias de 1999 como precedentes) para que tomen nota todas las Audiencias Provinciales españolas. Niega indemnización por daño moral, cuando existe ocultación de la paternidad. Igualmente deniega la devolución de las cantidades abonadas, en concepto de pensión alimenticia, a favor del que creía hijo suyo.

Se insiste que, aunque hay daño moral, éste no es cuantificable ni reclamable.

Se cierra la puerta a otras posibles reclamaciones por daño moral en las relaciones familiares, basadas en posibles daños morales.

En nuestra consulta, se ha planteado por algún cliente, una posible negativa a sufragar la pensión alimenticia, en caso de divorcio cuando se traiciona un pacto de los miembros de la pareja. Es el caso de que, de mutuo acuerdo, los cónyuges pacten no tener más hijos (ya han tenido uno) y la mujer, dejando conscientemente de tomar la píldora, se queda embarazada en contra del criterio del padre, traicionando su confianza, lo que motiva su separación.

A pesar del daño que se produce, se trata de no judicializar todas las situaciones. Habrá que analizar cada caso.

Continuará…

LA ADOPCIÓN

LA ADOPCIÓN: LA AVENTURA DE SER PADRES UN ACTO DE AMOR Hay que tener en cuenta que la adopción es para toda la vida. Cuando alguien...