Cuentas Bancarias

Cuentas Bancarias de fallecidos

¿Qué sucede cuando el titular de una cuenta bancaria fallece?

Ninguna entidad bancaria se queda con el dinero del titular fallecido, incluso en el caso de que ningún familiar o heredero haya informado del fallecimiento.

Debemos distinguir si el titular fallecido era el único titular de la cuenta o si era cotitular. En el primer caso, la cuenta bancaria podrá ser gestionada por los herederos testamentarios o por los herederos forzosos después de haber acreditado su condición y vinculación familiar directa ante notario.

En el caso de que el fallecido sea cotitular de una cuenta corriente o de ahorros, el otro titular mantendrá el control sobre el 50% de la cantidad dispuesta en el producto bancario.

¿Cuáles son los derechos y las obligaciones si somos herederos?

Primeramente, hay que acreditar nuestro derecho hereditario:

Si hay testamento:

Presentando el Certificado de defunción, el del Registro de Actos de Última Voluntad, copia autorizada del último Testamento, la documentación justificativa de la partición y adjudicación de bienes. El consentimiento expreso de todos los herederos también será necesario para que las entidades permitan disposiciones de bienes singulares estando la herencia indivisa. Los herederos deben además acreditar ante el banco el pago o la exención del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. El Derecho de adjudicación de bienes nos abre las puertas a disponer del saldo de las cuentas del fallecido.

Si no hay testamento:

Presentando el Certificado de Defunción, Certificado del Registro de Actos de Última Voluntad y la Declaración de herederos realizada ante Notario.

A partir de aquí, una vez acreditada la condición de heredero la entidad bancaria pasará a ofrecer a los herederos información relativa a los movimientos bancarios y aquellas operaciones concretas que les sean solicitadas.

Si no sabemos en qué entidades bancarias podría tener el fallecido cuentas abiertas habrá que realizar una solicitud a Hacienda por parte de quienes acrediten suficientemente la condición de herederos.

Ocasionalmente se podrán admitir disposiciones puntuales antes de la adjudicación de la herencia, si estas vienen autorizadas por el consentimiento de todos los herederos, así como los referidos a los gastos de entierro o funeral habilitados por la Ley.

¿Es delito extraer dinero de una cuenta de un fallecido por un autorizado?

Cuando el titular de la cuenta fallece, la persona autorizada pierde la posibilidad de disponer del dinero depositado en la cuenta corriente, y no debe realizar actos de disposición, pues ese poder se extingue, automáticamente, por el hecho de la muerte del titular.

El banco nos va a emitir un certificado del saldo de la cuenta a fecha del fallecimiento, con lo que si hemos extraído dinero al día o días siguientes al mismo se habrá hecho sin autorización, ilegalmente. Las consecuencias que ello podría tener, si hay otros herederos o acreedores del finado, es que seremos denunciados por ellos, pues siempre van a tener conocimiento del saldo existente de las cuentas del fallecido.

Por todo ello, para evitar posibles denuncias e inconvenientes, y sin perjuicio de analizar cada caso particular, en caso de ser autorizados, es mejor NO RETIRAR FONDOS DE LAS CUENTAS BANCARIAS DEL TITULAR FALLECIDO, aunque el banco todavía no tenga noticias del triste acontecimiento.

¡¡ No dude en consultar cualquier duda que le pudiera surgir !!