Derecho Animal

Derecho Animal. Nuestras mascotas consideradas como seres vivos

 

Dejar de considerar a los animales como meras propiedades y cosas, supone que no se podrán embargar a estos seres tan entrañables. Para muchos sus mascotas son un miembro más de la familia, al que hay que cuidar y proteger.

Vacaciones. El abandono de los animales.

En nuestro derecho penal se protege a todos los animales domésticos o amansados. Desde el 2015, se amplía el listado de animales protegidos: domésticos, animales que temporal o permanentemente viven bajo el control humano y cualquier animal que no viva en estado salvaje (a los que el código penal les dedica otra protección).

Llega el verano y a pesar de que muchas instalaciones permiten la tenencia de mascotas, toca buscar una guardería para la misma.

El abandono de estos animales está penalizado con una pena de multa de uno a seis meses de multa e inhabilitación especial de tres meses a un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia.

Tratamiento jurisprudencial.

La sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona, Sección 12ª, de 10 de julio de 2014, ha señalado que es frecuente en muchos hogares españoles la tenencia en el seno de la convivencia familiar de determinados animales domésticos, creándose entre la mascota y todos los miembros de la familia lazos afectivos, dedicándose a su cuidado, y asumiendo sus necesidades de alimento, higiene y tratamiento veterinario. La privación de la compañía del animal, a uno de los consortes, por consecuencia del cese de la vida matrimonial, o por ruptura de una unión estable de pareja de hecho, produce sentimientos de tristeza, desasosiego, ansiedad y añoranza, en la persona a la que se priva de su compañía. Considera, por ello, que las mascotas domésticas son seres vivos.

Crisis familiar. ¿Quién se queda con nuestra mascota?

Pueden establecerse pactos o acuerdos que regulen esta circunstancia. Es importante determinar el régimen de tenencia de la mascota familiar, así como el régimen de gastos de manutención y veterinarios de la misma.

El Juzgado de Primera Instancia N° 2 de Badajoz, Sentencia de 7 octubre de 2010, establece una tenencia compartida del perro común adquirido por los miembros de una pareja que rompe su relación. La sentencia fue apelada. Resolvió la Sección 2ª de la Audiencia Provincial de Badajoz en Sentencia 48/2011 de 10 de Febrero de 2011, que confirmó la tenencia compartida del perro copropiedad de los litigantes.

Una Realidad

Es normal que algunos litigios relativos a la liquidación de patrimonios comunes, por causa hereditaria o por crisis matrimonial se haya de decidir sobre derechos de propiedad, goce o usufructo sobre animales. Que en testamentos, convenios reguladores de la separación, divorcio y sus efectos, se establezcan disposiciones en favor de perros, gatos u otros semovientes dignos de especial afecto por quienes los han cuidado y han disfrutado de su compañía.
En defecto de acuerdo, cada vez es más común resolver esta situación ante los Juzgados y Tribunales.

Queda mucho camino por recorrer.