La desheredación de los hijos.

 

 ¿Se puede desheredar a un hijo en favor de otros y sin dar explicaciones?

La desheredación de los hijos y la respuesta a esta pregunta no es unánime. En el Principado de Asturias a los hijos les corresponden dos tercios de la herencia. Un tercio para repartir a partes iguales entre todos los hijos, y el otro, para favorecer a uno o a varios de sus hijos. Para que la desheredación pueda tener efecto legal, es necesario que en el testamento quede recogida la causa alegada por el testador.

Son causas de desheredación: 1) Atentar contra la vida y/o la integridad física o psíquica del padre. 2) Injuriar gravemente. 3) Amenazar al progenitor para impedir que haga testamento. 4) Obligarle a hacer o modificar testamento. 5) Negar alimentos. 6)  El maltrato psicológico por menosprecio y abandono (reconocida jurisprudencialmente).

En otras comunidades como Galicia, Cataluña, Aragón, Baleares, País Vasco y Navarra, la  proporción de bienes (legítima) varía. Lo mismo sucede con las personas que tienen consideración de legitimarios o herederos forzosos. También respecto a la responsabilidad por las deudas de la herencia.

La nueva realidad

Hoy en día, las relaciones entre padres e hijos han cambiado mucho respecto a las que pudieron tener nuestros abuelos o bisabuelos con sus hijos. En aquélla época los hijos vivían prácticamente con sus padres, incluso aunque se casasen y tuviesen hijos. En la actualidad, algunos padres pueden perder el contacto con sus hijos por la distancia geográfica causada por circunstancias laborales,  por la existencia de problemas, enfrentamientos familiares, familias separadas, etc… Ello les lleva a verse y tratarse como auténticos extraños, siendo difícil para alguien dejar su patrimonio a un completo extraño.

Derecho Vasco: la desheredación.

La nueva ley Vasca fija en un tercio la legítima, los legitimarios son sólo los hijos, descendientes, el cónyuge viudo o pareja de hecho, excluyendo a los ascendientes. Los herederos sólo responden de las deudas con los bienes heredados, con su mera aceptación. Se puede desheredar a uno o a varios herederos en beneficio de otros sin alegar ningún motivo, de hecho si no se les nombra en el testamento se considera una desheredación tácita y de hecho. Este heredero apartado no tendrá derecho a recurrir la decisión.

¿Qué ocurre si es hijo único sin descendencia?
En este caso, la nueva ley vasca no permite el apartamiento. Es decir, a esta persona le correspondería legítimamente un tercio de la herencia y, si los padres quisieran desheredarlo, deberían acudir a las causas de desheredación que hemos mencionado antes.

Requisitos para que rija la ley vasca
En principio, empadronarse no será suficiente para acogerse a la ley, tendrá que haber un cambio de vecindad que se adquiere mediante la residencia continuada en la dicha Comunidad durante dos años manifestando expresamente esa voluntad o durante diez años sin declaración en contra, haciéndolo así constar en el Registro Civil.

Todo ello, demuestra una adaptación a la nueva realidad social que afecta a esta institución y que en otras comunidades autónomas españolas ha de seguir avanzando en la misma dirección. Esta reforma ha tenido una gran aceptación entre los ciudadanos vascos e incluso entre otros ciudadanos, de otras Comunidades próximas, que están valorando, incluirse en su aplicación.

Nuestra Sociedad está cambiando y el tiempo nos marcará las pautas a seguir en esta cuestión.