La nulidad del Laudo Arbitral

La Nulidad del Laudo no supone un recurso o una instancia más que vuelva a discutir el fondo del asunto.

Juntas Arbitrales de Consumo

Laudo Arbitral

A veces, acuden personas al despacho que no están de acuerdo con la decisión arbitral. Esta decisión, llamada Laudo, es una resolución del asunto con efectos de cosa juzgada. Ello quiere decir, que tiene los mismos efectos que una resolución judicial y plenamente ejecutiva.

Aunque cabe la posibilidad de anular el laudo. No se trata de un recurso ordinario o segunda instancia, sino de un instrumento de control, cuyos motivos son tasados.

La Nulidad del Laudo

Por ello, no existe recurso de apelación frente a los laudos arbitrajes. El procedimiento arbitral es un procedimiento de única instancia, previsto para determinados supuestos, más rápido y gratuito para las partes. Las partes buscan en el arbitraje una resolución rápida e inmediatamente ejecutable.

Así lo ha señalado nuestra jurisprudencia.

La acción de anulación es el mecanismo de control judicial previsto en la legislación arbitral para garantizar que el procedimiento arbitral se ajuste a lo establecido en sus normas, tal control tiene un contenido muy limitado y no permite una revisión del fondo de la cuestión decidida por el árbitro, ni debe ser considerada como una segunda instancia, pudiendo fundarse exclusivamente en las causas tasadas establecidas en la ley, sin que ninguna de ellas −tampoco la relativa al orden público− pueda ser interpretada de modo que subvierta esta limitación”.

La competencia para conocer de las acciones de anulación corresponde a las Salas de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma donde se haya dictado el laudo. La acción de anulación del laudo habrá de ejercitarse dentro de los dos meses siguientes a su notificación.

La estimación de la acción no conlleva la revisión del fallo, sino la rescisión del laudo, haciendo posible un nuevo procedimiento sobre la controversia. Ello significa que nunca se va a entrar a enjuiciar el fondo del asunto. Habrá que acudir a un nuevo arbitraje o en su caso, a un procedimiento judicial. Por ello, si no estamos seguros de que, en caso de conflicto, la cuestión sea resuelta por arbitraje, habrá que señalarlo expresamente por escrito, antes de inicio de la actividad contratada. http://www.celolegal.com/el-arbitraje/

Ante cualquier inquietud no dude en consultarnos. http://www.celolegal.com/contacto/