Los Delitos Tecnológicos

Los delitos tecnológicos cometidos por menores, a partir de 14 años, aumentaron un 42%. Se trata de un porcentaje preocupante.

¿Qué hacen los niñ@s con la tecnología?

Los problemas detectados en la franja de 8 y 9 años tienen que ver con el consumo de contenidos inapropiados (pornografía, juegos agresivos…), y a partir de los diez años, aparecen casos de acoso, contactos con personas desconocidas y el Grooming (acoso y abuso sexual de mayores a menores en las redes sociales).

También nos encontramos casos de Sexting (fotografiarse en actitud provocativa y enviar las imágenes a alguien de confianza). Igualmente, se observan casos de Stalking en redes sociales (hostigamiento de una persona que persigue a otra de forma obsesiva) y, por supuesto, de Bullyng tecnológico (amenazar, avergonzar, criticar, intimidar, despreciar a otra persona).

Todos son delitos que se cometen con medios tecnológicos, donde los menores son muchas veces las víctimas. En otros casos serán los autores.

Debemos tener presente que el uso de las redes sociales no es legal por menores de 14 años y está prohibido que se registren sin el consentimiento previo de sus tutores legales.

PREVENCIÓN

Ante una situación de predominio de la telefonía móvil y de cada vez mayor precocidad a la hora de adquirir los teléfonos, se hace necesario, por parte de los padres y educadores, fomentar la prevención.

Para los niñ@s es una oportunidad para desarrollar sus relaciones sociales lejos de la mirada de los adultos. Los niños y adolescentes utilizan este tipo de tecnologías para sus propios intereses, entre los que se encuentran construir sus personalidades y relacionarse con sus iguales.

Pero todo ello, no significa que los padres y tutores debamos desentendernos de lo que ocurre en el mundo tecnológico. Tenemos la obligación de informarles de los peligros y consecuencias de los actos que realizan a través de la tecnología. Es de vital importancia recalcarle a los niñ@s que jamás deben aceptar en sus redes sociales, correo electrónico, foros, entre otros, a contactos que no conozcan. Y respecto de los contactos que conozcan, también deben ser precavidos, de forma que eviten publicar imágenes e información personal visible para todas las personas en internet, incluidos sus amigos y que no compartan las contraseñas nunca con nadie, por más amigos que puedan ser.

Hay que prevenir que a nuestros hij@s les hagan daño y evitar este tipo de noticias o similares:

https://www.lne.es/sucesos/2021/10/25/detenido-alicante-hombre-abuso-provocacion-58788143.html

CONCLUSIÓN

Crear lazos de amistad entre padres e hijos es muy útil para saber qué hacen los menores en internet y en caso de que el menor vea algo sospechoso pueda hablar con ellos y no deba recurrir a un amigo que quizás no lo oriente de la forma adecuada.

Después, ya será necesario tomar otro tipo de medidas e iniciar un camino que puede ser muy duro y desagradable, donde ponerle fin será lento y complejo.

Si se encuentra en una situación de este tipo no dude en consultarnos.

http://www.celolegal.com/contacto/