Separaciones, Divorcios y Rupturas de Mutuo Acuerdo.

Los requisitos que han de darse en separaciones o divorcios de mutuo acuerdo son:

a) Haber transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio.divorcios, rupturas y separaciones

b) Elaboración de un Convenio Regulador firmado por ambos cónyuges.

En cuando a las diferencias entre las separaciones judiciales y divorcios, con la primera no se rompe el vínculo matrimonial (los cónyuges no pierden su condición de esposos) pero cesa la obligación de convivencia y la posibilidad de unir bienes del otro cónyuge. Los cónyuges no pueden contraer nuevo matrimonio y es posible la reconciliación a petición de ambos, y con los divorcios se produce la disolución del vínculo matrimonial, los cónyuges podrán contraer nuevo matrimonio y no es posible la figura de la reconciliación.

La separación Judicial está pensada para que los cónyuges se den un margen de tiempo, por si existiera alguna posibilidad de arreglo. En caso contrario, lo mejor será optar por el divorcio directamente, a fin de evitar duplicidad de costes, primero para separarse y luego para divorciarse. Estadísticamente y en la actualidad, las personas optan el procedimiento de divorcio, ya que, lo más probable es que ya se hayan otorgado ese margen, o exista una separación de hecho acreditada.

Rupturas de Parejas de hecho de mutuo acuerdo.

Respecto de aquéllas personas que no hayan formalizado un matrimonio, es decir, cuando se trate de parejas o uniones de hecho que han mantenido una convivencia estable análoga a la matrimonial, existen diferencias, singularidades fiscales, hereditarias y de gestión del patrimonio común, si bien no las hay en relación a los hijos que tengan en común y los derechos y obligaciones derivados de la patria potestad. Son parejas que suelen estar inscritas como “uniones de hecho” bien en el Registro de Uniones de Hecho del Principado de Asturias, o en los Registros Municipales que pudieran existir a este efecto, como es el caso, por ejemplo, en Asturias, de Oviedo, Gijón y Avilés.

En cuanto al procedimiento judicial de Mutuo Acuerdo, podemos resumirlo en tres fases:

1.- Envío de la documentación por el medio que los solicitantes deseen, elaboración y redacción del convenio regulador que firman las dos partes.
2.- Ratificación separada de los contrayentes o miembros de la pareja en sede judicial.
3.- Resolución que aprueba el convenio regulador, cuyo testimonio le será remitido por correo ordinario a cada interesado.

Se trata de un procedimiento rápido y sencillo, siempre y cuando sea posible un acercamiento de posturas de los intervinientes, siendo la función del abogado más conciliadora y mediadora en estos supuestos, señalándose, que sin la ratificación (firma y reconocimiento del convenio regulador firmado en privado) en sede judicial de ambas partes, el procedimiento no termina con una resolución que decrete la separación, la disolución por divorcio o la aprobación de medidas de hijos menores comunes en el caso de las uniones de hecho.

Además, con la reciente entrada en vigor de la Ley 15/2015 de 2 de Julio de Jurisdicción Voluntaria, los ciudadanos, unidos por vínculo matrimonial, dispondrán de la facultad de acudir al Juzgado (Secretario judicial) o al Notario para resolver estas cuestiones, siempre que no existan hijos menores no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente que dependan de sus progenitores (que obligatoriamente habrán de resolverse en el Juzgado), y lo podrán hacer mediante la formulación de un convenio regulador ante el Secretario Judicial o ante el Notario con el contenido regulado en el código civil, el cual, se plasmará en Escritura Pública (si se hace en la Notaría) cuyo precio ronda los 90 € aproximadamente, siempre y cuando no liquiden su régimen económico matrimonial, lo cual llevará aplicado el arancel notarial correspondiente en función de su densidad, del patrimonio ganancial etc, …

PROCESOS CONTENCIOSOS

En todos aquéllos supuestos en los que no exista acuerdo entre los cónyuges o miembros de la pareja, su tramitación ya no será vía internet sino presencial. Tanto si usted es la parte demandante como la parte demandada, le ayudaremos a defender sus derechos en esta materia, así como a liquidar su régimen económico matrimonial o el patrimonio común que pudiera existir. No dude en contactar con nosotros.

LLAMAR AHORA

Contacto